El aparecido




















El aparecido

Resulta que pienso 
en que me diría
ese que no está.
Seguramente
me miraría a los ojos
buscando explicaciones
buscando respuestas.
Resulta que estoy pensando
en que
la memoria del país
pende de un hilo
la justicia del país
pende de un hilo
la educación del país
pende de un hilo.
Entonces vos te aparecés
en la maraña
de los días agitados
y me preguntás a mí
¿qué es lo que queda en ustedes
del sueño libertario?
¿del sueño revolucionario?
¿de ese intento de país?
Y me decís que nos ves
distraídos
y cansados,
vos te aparecés y me decís
que la herida
fue más profunda
de lo que creímos que podía ser,
que los años sólo siembran desmemoria,
el andar por un camino
cada vez más angosto
ignorando que las lágrimas
vienen de lejos.
Resulta que te escucho
pensativa
a punto de llorar
por no poder dimensionar
qué dirían todos los que faltan.
Entonces me calmás,
me decís que las batallas
se libran también
en el día a día
poniendo amor en lo que se hace,
me decís que aguante
que no me rinda
que algún día el mundo
sonreirá para los más débiles
para los más pobres
para los más huérfanos.
Entonces me calmo
y aparecen otro más
y nos reunimos en un gran abrazo,
y cantamos
y reímos
y lloramos,
aunque no sé exactamente
quien es quien
porque se llevaron hasta sus nombres,
aunque lo que más importe
es que están
cada vez que elijamos recordar,
al cantar un himno
donde suenan y sangran
mil pájaros heridos,
al levantar una bandera
ultrajada por la historia,
pero entera todavía
todavía celeste blanca celeste
como ese viejo cielo
como el cielo de hoy.



Texto / Fotografía por Candelaria




Comentarios

Entradas populares de este blog

Big bang

AVISO