29 de junio de 2015

ALMA

















El alma sigue manifestándose
frente a toda tormenta
frente a todo silencio.
Damos vueltas,
rodamos por calles vacías,
caminamos en espiral.
Te miro y pienso que
volvemos a pasar por los mismos lugares
sólo que algo chiquito
algo interno cambia,
te miro y pienso en que tal vez la vida
se trate de esto,
de caminar hacia uno mismo
cambiándonos el nombre.
El alma escucha y cuenta
lo que sucede alrededor
lo que brota desde una gota
desde una huella.
Nos encontramos con un rostro conocido.
El tiempo,
el tiempo en los otros
nos recuerda el propio tiempo,
una mano que se alza en el aire
intentando atrapar lo que se va,
la vida diluyéndose,
tus pasos
mis pasos,
el sonido de la lluvia por la noche,
el tiempo mirándonos
con su filo dulce
con su justo veredicto.
Seguimos caminando
viajando hacia adentro,
me doy vuelta para comprobar
si nuestras sombras vienen con nosotros
si vamos dejando alguna huella
alguna señal.
Parece que nada sucede
sin embargo el alma brilla
en algún lugar
espejando otra esencia
que se mira en nuestros ojos,
una gota temblando en una hoja
mostrando lo necesario
u ocultando un mundo invisible
que respira tras su forma.
El tiempo
el tiempo cayendo
como lluvia en la memoria,
la saliva que se gasta
los huesos cansados,
el tiempo
el tiempo en nosotros
con su filo
con sus garras impiadosas,
la posibilidad de renacer
en lo que se sella,
en lo aprendido,
nadar en un pozo de agua
donde ya hemos nadado
y comprobar alegremente
que el alma sigue ahí,
sigue acá,
viaja con nosotros.



fOT/ POESia: por Candelita

24 de junio de 2015

Frío y amor













                                                              a Facu 

Lo que es,

es el amor.

canto invisible que rueda en nuestras manos.

Me pongo un disfraz de nube

de abeja

de flor púrpura

y te busco en el aire.

Lo que es,

ya está dispuesto,

sólo abrimos los ojos así

tan grandes

cada vez

para mirarnos

para encontrarnos

para reconocernos.

Lo que Es

es este aullido hacia la luz

hacia los días que se abren como pétalos.

Calzo tu nombre en mi nombre

y lo entrego al fuego.

Somos flor

pájaro

diamante

o cualquier forma

hacia la que muta la vida.

Nos llevamos dentro.

Abro los ojos y estás.

Cierro los ojos y estás.

Voy por el camino con pinos

dejándome llevar

hasta llegar a casa

y encontrarme

y encontrarte.

Voy por el camino abierto

sonriendo

dejándome llevar

aunque todo ya está dispuesto.




Foto / Poesía por Cande












9 de junio de 2015

Click



















Ahora
y en vistas a la tempestad que se avecina,
tomaré las últimas fotos
de este lugar
de este territorio desfigurado.
Ahora
y en vistas
al temblor interno
al cuchillo que aguijonea por dentro
día tras día
miraré una vez más
este pequeño cielo
esta fiebre contenida en mis pasos.
Ahora
y en vistas
a que no es posible
inventarme un mar en cualquier sitio
inventar un árbol
en tierra estéril,
guardaré una forma fija,
aquietaré la constante rabia,
el constante dolor
y los mezclaré en la luz de este día nublado,
los hundiré en mi silencio,
donde se agolpa un mundo por nacer
y dejaré caer esa imagen
al costado de mi camino,
como prueba de lo fugaz,
como estampa de un grito que me aturde
y vuelve a aturdirme
una y otra vez.
Ahora
y en vistas a un camino invisible que me reclama,
pulsaré una imagen
como quien sella algo
como quien dicta un punto y aparte.


Poesía y foto por Cande.

3 de junio de 2015

Habitación

















Es necesario
disolver el límite.
Quebrar las paredes con una palabra.
Es necesario
mirar por fuera
mirar por dentro
hundiéndonos un dedo en nuestra carne
en nuestros sueños
para poder mirar que el cielo soñado
aún permanece ahí
en algún lugar de la piel
en alguna red del pensamiento.
Es necesario
dejarse caer
arrastrarse entre las flores oscuras,
perdonarse.
Es necesario cantar
hasta traer un poco de viento,
una delgada línea imaginaria
en donde ir acomodando pájaros
y estrellas.
Es necesario
anunciarme a mí misma la tormenta
aunque aún no haya llegado,
aunque hace tiempo llueve sobre
los objetos que acumulo.
Es necesario hacer silencio
dentro del silencio
y más adentro aún.
Abrir una puerta azul
dentro de mí,
tirar una piedra en el agua
y mirar los círculos
que se abren y se funden.
Yo también estoy temblando
en mi pequeña habitación azul,
yo también hago preguntas
y las olvido allá en el fondo
hasta que alguien tira una piedra
y lo que está precipitado comienza
a surgir.

Cande /
Pintura "La habitación azul" /  Pablo Picasso - 1901

1 de junio de 2015













Me alimento de
flores salvajes y de cielo.
Vamos a dar una vuelta, corazón,
Asomemos nuestra nariz al mundo,
nuestras antenas.
Vamos, corazón, a recordar nuestro viaje
nuestra sed
nuestras alas.
Vamos que alguien encendió el fuego y
nos espera.
Vamos corazón, si, en realidad
los dos sabemos
que no hay
aquí o allá
ni vos y yo.
Vamos, caminemos en puntas de pies
sobre el espejo,
cuidemos lo frágil,
alimentemos el amor.
Vamos, mejor dejemos la flor en su lugar
que siga latiendo,
ya sabemos de ella,
ya sabe de nosotros.
Vamos corazón,
el caballo está en la puerta
y nos reclama,
vamos a dar un paseo por el viento, corazón.

Poesía: Cande
Dibujo: web

El niño mitad ave me dibuja. Soy yo quien lo traiciona quien lo sacude y lo espanta quien lo abandona lejos. Del libro Curuzú /...