Entradas

Mostrando entradas de enero, 2014

La danza de la vida

Imagen
Sólo un maestro me enseñó a bailar con el corazón. Fue más allá de la correcta posición de los brazos, de pasos que además de estar en francés parecían no decirme nada. Tal vez él lo dijo sin decirlo pero yo pude escuchar y ese día cambiaron muchas cosas. Después me dediqué a andar por la vida girando, avanzando o retrocediendo mirando también la danza de los árboles la danza del fuego la de las personas que pasan, se detienen o se van. Miré muchas veces un movimiento que contenía a otro y éste a otro y así infinitamente. Y pensé en un gran universo hecho de movimientos y reposos. Aprendí a ver la danza escondida en lo mínimo, en lo sutil, pero también en lo grande. Después pude saltar o volar cada vez que fue necesario. Despegar del piso para ir hasta el más allá. O quedarme cerca de la tierra juntar el impulso necesario bailar dentro de la respiración y seguir.

(a Ricardo Alfonso)



Foto y poesía: Candelaria Rivero

Las alas de un tiempo presente.

Imagen
Y si fuera posible arañar la oscuridad y alcanzarte. Desenterrar tu sombra de las sombras traerte hasta mi puerta. Y si fuera posible detener lo veloz los gestos que se caen en el silencio. Y si fuera posible enmudecer sin más con el cuerpo hecho un nudo con las lágrimas secas. Me asomaría por descuido en el filo de tu piel desconcertada después de un sueño tan profundo. Con mis labios meciendo esta alegría. Y sería un tallo una ventana en tu nombre un animal encerrado a punto de salir de sí mismo. Sería el fuego que comienza a brillar con la confianza de poblarlo todo delimitando una zona de influencia, el jardín posible
de lo que late a mi alrededor.


Fragmento de libro en preparación).
Foto: Candelaria Rivero



















No quiero imaginar.
Ni cerrar ni abrir.
Ni partir ni quedarme.
Quiero cada cosa en su justo lugar.
En su hora justa.
Quiero que tu voz se abrace a mi voz
si así debe serlo.
Pero que en el punto en que se encuentren
no pueda caber nada más
no puedan parecer algo distinto.
Quie…

Caleidoscopio cerebral

Imagen
Podemos empezar por plantar los huesos del amor en nuestro patio. Y regarlos con lluvia       hasta que sean árboles hasta poder sentarnos en su sombra
o en su luz.
(Fragmento de libro en preparación)
Foto: Candelaria Rivero Contacto con el autor: candikrash@gmail.com















Van a vestir mis manos el dolor. Lo cubrirán de pétalos o estrellas. Voy a pronunciar lo que no se nombró de tanto morirse el deseo antes de tiempo. Van a pelear mis manos entre nubes en el eterno péndulo que va desde mi sombra hasta tu sombra para recuperar lo que hubiera quedado señalado en la orilla del sueño. Van a buscar mis manos el cansancio la débil despedida de la fe de tus ojos clavados en el eco que apenas vive que apenas es oído. Van subir mis manos con una flor desde mis entrañas van a echar a rodar las piedras hasta convertirlas en promesas, en cielo donde se pueda sonreir en bocas que sólo digan lo importante. Van a enterrar mis manos esta semilla gastada,  extraviada en lo imposible que necesita urge…

Imágenes. de . un . reino . olvidado

Imagen
Empiezo a andar inaugurando mi nueva morada en la tierra infinita.


_______________________________________________________


















Estoy parada en el final de una lágrima
en la línea que me separa de la tormenta.




_______________________________________________________






inventar un ritual para que dure nuestro encuentro para salvar al fuego del fuego mismo.



_______________________________________________________














Reclamo una parte de la tierra una parte de la vida que creo merecer.




___________________________________________________


















Te escucho en algunos silencios prendido en el filo de las apariencias en las formas anuladas de sentido.




______________________________________________________




















Grito para que escuches cada cosa
al otro lado del espejo.




___________________________________________________________














Ángulos y colores van en tu fuego continuo amor y desamor giro y olvido.



___________________________________________________________














Me zambullo en lo posible. Tengo cara de niña. Me deslizo en el bro…

Del libro "Los abrazos posibles"

1.

Nada alrededor es tan fuerte.

Ninguna imagen.

Ningún concepto.

Iré liviana junto al mar

junto a la decisión de existir en cada paso.

Presentiré el latido de una nueva hora

creciendo entre los días vírgenes.

Podré amar hasta el fondo cada cosa

sin volver a sentir que no

que sólo esto o aquello

que sólo un brote, un costado, un reflejo.

Después de que el amor se vuelva vértigo

se vuelva savia

se vuelva canto

después de aprender a olvidar lo aprendido

después de jurar sin rabia

extendiendo el deseo hacia los pájaros.

Podré sentir que mi lluvia te busca

que el silencio que crece

 brilla firme en un punto exacto de la luz.

Podré dormir tranquila

con mis años a cuesta

sobre una página en blanco.

2.

Con el tiempo vuelto hacia sí mismo

como un manojo de hilos que busca el sol.

Con los espirales cerrándose

hacia un silencio único

como si todos pudiéramos estar de pie

dentro de un mismo silencio.

Con el enigma propio de cada día

asomando en las grietas del sentido

para después trepar

hacia u…

Del libro "La danza del después"

1.

Nada por hacer.

Desde el silencio construye el árbol

su misión perfecta.

2.

Si pudiéramos.

Si renacer fuera otra cosa.

Si un eclipse en la conciencia

destruyera realmente todo.

Si creciera por dentro

la imagen del mar

y eso bastara.

3.

Un hombre mira volar.

Sabrá después

que no habrá nada que detenga el deseo.

Toda raíz tenderá al caos.

Todo juicio hundirá su flor en el hueso del sueño.

Será ocultar de golpe la propia vida.

Invadir su forma.

La ceremonia será un paisaje abierto

una palabra que sólo puede decirse desde la nada.

Abrirá un calle con su sed.

Abrirá un mundo con su respiración.

Un día olvidará el conjuro.

Irá cerrando el umbral

con su miseria.

4.

Otro espacio posible.

Mutación.

Fuego que invade el pasado.

Alas en tu carne desnuda.

Un jardín que antes no pudiéramos concebir.

Un canto animal que enciende una nueva ficción.


Selección del libro "La danza del después". Candelaria Rivero. Ed."La Gota" 2011, Ciudad de Santa Fe
Puntos de venta: El arca del s…

Del libro "Los árboles azules"

1.

En uno mismo
el resplandor desconocido
teme y acecha a la vez

como sonido
como gota de sangre en el mar
como el mismo mar

Hay el canto imperceptible
que renace entre los árboles del sueño
ese fuego en el vacío
un demorar la caída a cambio de nada

y esa luz que crece
y la dejo estar así

en ese espacio incomprendido aún
con mis manos sosteniendo

las raíces dormidas.

2.

Se abrió una puerta y no esperé el calor del sol.
Pensé en la herida retorciéndose en mi memoria.

Hoy vi las flores una por una, casi llorando
las vi por primera vez.

No sé si volveré a nacer
no sé si eso es algo que deba saber

estoy demasiado viva  como para dejar así
que este dolor se vaya quedando.

Me recorre un delgado grito  mutilado y blanco
pensé en no mirar el adentro.

Hoy alguien trepó con más fuerza
hasta la habitación oscura
derribando lo falso
para que vuelva el día a cada uno de nosotros.

No necesito decir nada que escape a esa luz

un sonido seguirá viajando
hacia alguna salvación

algo que se quiebra ante otr…